Podría estar durante horas tratando de explicar que es el phishing, pero creo que con un ejemplo práctico puedo hacerme entender de manera más eficiente, tratándose de una experiencia que he vivido recientemente.

Por lo general soy del tipo de personas que se mantiene activa a través de los grupos de Facebook, publicando temas de interés sobre ecología, vida saludable, entre otras, pero jamás imagine que tener una cuenta pudiese ser tan de cuidado.

El problema lo atribuí principalmente a fallas de conexión, así que le di refrescar a la página de Facebook, y curiosamente había aparecido como si no hubiese iniciado sesión.

Introduje mi usuario y contraseña, y fue justo ese momento cuando iniciaron mis problemas, así como la recuperación de la cuenta de Facebook, la cual no podría restablecerse a través de los medios tradicionales.

Me recomendaron que utilizase otro navegador, que confirmara mis amigos o los comentarios que había publicado recientemente. Cambié la contraseña de Facebook en ocho ocasiones, pero nada parecía dar resultado.

Creía que el tiempo funcionaba para dar oportunidad a que todo se restableciera, sin embargo eso no ocurría.

La luz al final del túnel

Finalmente tuve que considerar la posibilidad de iniciar sesión a través de mi teléfono móvil ya que anteriormente estaba utilizando el ordenador para esta tarea, pues considero que es mucho más cómodo.

Emplear el teléfono móvil fue la mejor alternativa, ya que Facebook a través de esta herramienta me pidió iniciar sesión con un código diferente a mis contraseñas anteriores, además de confirmar todas las modificaciones de rigor con mi documento de identidad.

En todas las ocasiones que intente iniciar sesión, aparecía que mi cuenta se encontraba bloqueada a través del phishing, que no es más que una estrategia que utilizan los hackers para robar contraseñas y apropiarse de los datos del usuario.

¿Cómo funciona el phishing?

Basta con que abras un correo no deseado, para que se active un código que clonará tu página de Facebook, y termines cayendo en la trampa de introducir tu usuario y contraseña en la supuesta página.

A mí me sucedió con un supuesto correo procedente de una página web de cerrajeros, pero técnicamente podría ser cualquier tipo de correo que envíen, debido a que los hackers se valen de lo que sea para perjudicarte a través de internet.

Esto no es algo que no se pueda evitar, y en primer lugar es recomendable que no abras el correo basura (spam), y lo elimines con regularidad.

Si este filtro falla, verifica que la página en la que inicias sesión es la correspondiente a la red social donde pretendes ingresar, ya que por rapidez no solemos cerciorarnos sobre este tipo de detalles.

Denuncia a través de redes sociales este fenómeno, y comparte con tus amigos esta información, no sea que ellos atraviesen por la misma situación incomoda que tuve que pasar por un simple descuido.

Categorías: Uncategorized

0 pensamientos en “El phishing como amenaza para quienes usan Facebook”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Uncategorized

Aspectos a considerar sobre la tecnología

Cada vez que leemos o escuchamos sobre una nueva invención, o sobre la innovación de algún elemento, nos referimos al “surgimiento de una nueva tecnología”, pero en ocasiones hacemos el comentario sin tener idea de Leer más…

Uncategorized

Descubre cuan útil puede llegar a ser tu teléfono móvil

Cuando apareció el primer teléfono móvil en los años ochenta, jamás imaginamos que los teléfonos iban a tener la funcionalidad con la que cuentan hoy día. Si antes los teléfonos se extraviaban o eran robados, Leer más…

Uncategorized

Desconectarse no es tan malo

Hay quienes aseguran que el internet colapsara en unos cuantos años, y que con eso vendrá un caos total en el mundo. Yo comparto una buena parte de esta afirmación, pero no creo que sea Leer más…